Mausoleo senderista: apología, legalidad y legitimidad

Los hechos de Comas abrieron una caja de pandora que han permitido detectar errores y debilidades en el aspecto legal.

Redacción: José Luis Gil Becerra (*) | Hechos | Publicado el: 02/10/2016 22:10
Mausoleo senderista: apología, legalidad y legitimidad

La osadía senderista de construir ilegalmente un “mausoleo” en Comas, dejó descolocadas a algunas autoridades que plantearon posturas diferentes, entre ellas al general PNP José Baella Malca, director de la DIRCOTE, un organismo especializado y palabra autorizada del estado en materia de lucha contra el terrorismo, quien, ante la pregunta de un periodista, aseveró que el “mausoleo” en cuestión, así como la parafernalia armada por los familiares en el traslado de los restos de terroristas abatidos en décadas anteriores, no es apología de terrorismo.

Los cuestionamientos al alto oficial no faltaron, pese a que éste se ha esforzado por convencer a la opinión pública y a las autoridades que su punto de vista proviene de la sentencia de un tribunal peruano, que, entre otras cosas, delimita la apología a cuatro presupuestos concretos y que, además, determina que para tipificar el delito deberá haber actos de violencia. Es decir, que si alguien vocifera por calles y plazas que Abimael Guzmán fue un político, defiende el Pensamiento Gonzalo y que los atentados y muerte de personas son necesarios para cambiar el sistema, no constituye delito de apología.

Los senderistas saben caminar por la cornisa de la ley con su cháchara apológica, literalmente en todos los idiomas (por sus publicaciones en internet en otros países), sin traspasar en público los límites de la legalidad establecida por la mencionada sentencia del Poder Judicial. En la práctica la tan mentada resolución judicial ata de pies y manos a la DIRCOTE y al General Baella.

Sin embargo, en este punto, me permito discrepar con el General Baella, pero no porque no tenga la razón, que la tiene, sino porque creo que le ha faltado complementar sus afirmaciones  ciñéndose a lo legal sin tomar en cuenta la visión preocupada de los peruanos que ven impávidos, cómo un grupete de excarcelados por terrorismo desafía al Estado y se pasea por las calles. Es cierto que, las normas legales no son perfectas en este caso  y se convierten en un serio escollo para el cumplimiento de la tarea de las fuerzas de seguridad, pero esta deficiencia es solucionable.

Podría decirse que el “mausoleo” de marras no violenta la legalidad, pero cabe preguntarse: ¿es legítimo? Pues todo indica que no, sobre todo cuando se sabe que hay un contrabando ideológico detrás. La reacción ciudadana, las declaraciones del Presidente de la República y una gran mayoría de políticos que se ha expresado sobre el tema, nos lleva a decir categóricamente  que ese acto es rechazado y condenado. 

Los hechos de Comas abrieron una caja de pandora que han permitido detectar errores y debilidades en el aspecto legal, para reclamar a los legisladores una leyes claras y contundentes, como una respuesta de bloque de parte de la sociedad y sus autoridades políticas para cerrarle el paso a cualquier otro intento de afectar la moral y la tranquilidad pública.

Los peruanos de bien no estamos dispuestos a soportar una expresión altisonante ni fastuosa que ensalce la vesania criminal terrorista. Amigos legisladores, legislen en favor de los ciudadanos que no queremos sentir el aliento fétido del terrorismo cerca de nosotros, que el reclamo legítimo del pueblo se convierta en ley.

A los políticos, mas postura firme frente al terrorismo. Queremos escuchar su voz en nuestra defensa. A los ciudadanos, estar atentos ante la arremetida senderista, que pretende arrebatarles sus hijos de las manos.

(*) Ex oficial de la Policía Nacional del Perú, especialista en lucha antisubversiva, consultor internacional, licenciado en Administración y Ciencias Policiales

img

Alta corrupción de cuello y corbata

Lo que se viene es un verdadero cataclismo político, social y económico que deberá reordenar y provocar cambios institucionales públicos y privados.

img

Fuerza Popular vs PPK: Partido por la educación

La censura el ministro de Educación sigue causando controversia. Esta es la opinión de un joven profesional que, como muchos, cuestiona a la praxis política en el Perú.

img

Carta de un GEIN a Benedicto Jiménez

Pocos días después del 24 aniversario de la captura de Abimael Guzmán, un integrante del GEIN, grupo policial que atrapó al senderista, envia un emotivo mensaje a Benedicto Jimenez.

img

Tráfico de tierras en Carabayllo

El tráfico de terrenos, como práctica instituida, acoge una serie de tejidos sociales; generando formas de organización social urbanas más efímeras, como sucede con asociaciones de pobladores que surgen en Carabayllo.