Gobiernos Regionales y conflictos

Los Gobiernos Regionales son competentes para ser la primera línea de resolución de conflictos de los territorios.

Publicado el: 09/11/2016 20:11
Gobiernos Regionales y conflictos

En el II GORE Ejecutivo promovido desde el gobierno por la Secretaria de Descentralización una de las conclusiones más interesantes de la Declaración Conjunta del Gobierno Nacional y los Gobiernos Regionales es la siguiente: “Los participantes del Gore-Ejecutivo reconocemos la conflictividad social y la necesidad de darle una respuesta institucional integral a los conflictos sociales como uno de los principales desafíos para el país y para el desarrollo regional. Por ello, asumimos el compromiso de actuar de manera conjunta y concertada para prevenirlos y resolverlos”. Y señalan que para atender con mayor eficacia los conflictos sociales se crearan oficinas regionales de prevención de conflictos, y el Ejecutivo, mediante la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS), dará asistencia técnica y capacitación a su personal.

Hay que aplaudir este buen propósito ya que muchos de los conflictos que ocurren son de escala regional y provincial y debieran ser atendidos en esos niveles de gobiernos. Recordemos, por ejemplo, el conflicto suscitado haces unas semanas en Laguna Grande, donde comuneros de dos distritos liberteños de Usquil (provincia der Otuzco) y Quiruvilca (provincia de Santiago de Chuco) se enfrentaron por la construcción de una carretera vecinal.

En realidad los comuneros de Barro Negro del distrito de Usquil se oponían a esta vía de la municipalidad distrital de Quiruvilca porque desde su percepción afectaba y contaminaba las aguas de Laguna Grande que sirve para el pastoreo y la economía agrícola de la zona. De otro lado los de Quiruvilca apoyaban la obra de su alcalde.

Este conflicto produjo la muerte de dos policías que al momento de huir de la turba de Usquil se ahogaron en la Laguna.

El carácter y ámbito del conflicto se centra a partir de un camino vecinal que tiene competencia distrital, provincial y hasta regional. No nacional. Como es así, entonces que la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad de la PCM que tiene un ámbito nacional termina involucrándose en el tema.

Congresistas y hasta las autoridades regionales de La Libertad  cuando se producen los hechos luctuosos de los policías fallecidos, voltean a mirar como apagar el fuego y miran a la ONDS, sin tener en cuenta que las competencias de generación de paz y promoción de la participación ciudadana en los ámbitos departamentales se encuentran dentro de las competencias de los gobiernos regionales.

En la Ley Orgánica de los Gobiernos Regionales en el Artículo 47 sobre funciones en materia de educación, cultura, ciencia, tecnología, deporte y recreación, el inciso d) señala como competencia de este nivel subnacional: “Promover una cultura de derechos, de paz y de igualdad de oportunidades para todos”.

Asimismo, el artículo 48 de las funciones en materia de trabajo, promoción del empleo y la pequeña y microempresa, señala en el inciso e) “Promover mecanismos de prevención y solución de conflictos laborales”.

Finalmente, en el artículo 60 sobre funciones en materia de desarrollo social e igualdad de oportunidades se señala que los Gobiernos Regionales deben “Promover una cultura de paz e igualdad de oportunidades”.

Queda claro que los Gobiernos Regionales son competentes para ser la primera línea de resolución de conflictos de los territorios, así lo han comprendido gobiernos regionales como el de Arequipa y el de Piura que tiene sus oficina regionales de gestión de los conflictos. Incluso el gobierno de Piura acaba de aprobar su sistema regional de gestión de conflictos en el departamento.

Ese es el norte y el espejo en el que deben mirarse los gobiernos regionales y asumir sus competencias para velar por la paz social. Claro, un grupo mayoritario de gobiernos regionales cuando acepta formar las oficinas pregunta si la asistencia técnica y la capacitación que brinda la ONDS vienen con recursos presupuestales y humanos. Cuando se les responde que sólo asistencia técnica y capacitación, porque para que estas oficinas sean sostenibles deben incorporarse en el presupuesto institucional del gobierno subnacional, rápidamente giran y miran para otro lado.

Los Gobiernos Regionales tienen una nueva oportunidad para avanzar en establecer estas oficinas regionales de conflictos que es otra forma de gestionar y conocer el territorio que les ha tocado gobernar.

(Foto: Andina)

David Montoya David Montoya

Profesional en análisis de políticas y gestión pública, reforma del Estado y descentralización. En sus tiempos libres, periodista de opinión.