Una sola China para un mundo con destino común

El principio de una Sola China ya es un tema incuestionable y más aún con el desarrollo alcanzado por la República Popular China

Publicado el: 24/01/2017 23:01
Una sola China para un mundo con  destino común

Los chinos siempre han soñado  en sus cinco mil años de historia compartir una tierra y un cielo en común, donde los seres humanos pudieran vivir plácidamente. Como grandes filósofos , amantes de la naturaleza,, han recreado este pensamiento, tratando hoy en día de hacerlo realidad. Pero para ello deben también defender el principio de que hay un solo pueblo chino, con una historia milenaria en común,  un territorio muy bien definido y un gobierno legítimo , la República Popular China.

La política de una ‘’ sola China’’ es el principio por el cual se basan las relaciones del gigante asiático con el resto de países de la comunidad internacional. La adhesión y el respeto a este fundamento político  de que existe una ‘’Sola  nación China,’’  es un requisito sinequanom que exige Beijing a los países que desean mantener relaciones con la República Popular China.

Pretender violar o modificar este fundamento, es totalmente inaceptable para Beijing, pues la política de Una sola China es el justo reclamo del pueblo chino por salvaguardar su soberanía nacional e integridad territorial de estado, y está fundamentado en hechos históricos y de derecho internacional, que establece que  la isla de Taiwán siempre ha sido una parte inalienable del territorio chino, tal como quedó establecido en la Declaración de El Cairo de 1943, y posteriormente en la de Postdam de 1945, que obligaron  a Japón a devolver a China, los territorios que había anexado a la fuerza . Y tal como se hizo efectivo el 25 de octubre de ese mismo año.

El problema de Taiwán es un asunto muy sensible para China, consecuencia de la guerra civil que terminó con la victoria del Ejército Popular de Liberación y la derrota de los nacionalistas del Kuomintang , que no queriendo reconocer el gobierno central de Beijing huyeron a la isla de Taiwán en un intento de intentar mantener un gobierno que había sido derrocado. De acuerdo al derecho internacional, el gobierno de Taiwán ,  es totalmente ilegítimo, pues hubo una sustitución de un poder viejo por uno nuevo dentro de un territorio que no sufrió cambio alguno ni en sus limites ni en sus fronteras, por lo que el gobierno de la República Popular China ejerce su soberanía en todo el territorio incluido Taiwán.

Este principio jurídico ha sido aceptado y apoyado por varios países  y organismos internacionales desde la fundación de la República Popular China y es la piedra angular de la política del gobierno chino con Taiwán y el prerrequisito para la reunificación pacifica, bajo el mismo concepto aplicado para Hong-Kong y Macau, ‘’ un país dos sistemas’’.

El principio de una Sola China ya es un tema incuestionable y más aún con el desarrollo alcanzado por la República Popular China. Pretender chantajear al gigante asiático con revisar esta adhesión y respeto al principio, como la ha referido el presidente estadounidense Donald Trump en sus tweets es buscar tensar las relaciones con su principal socio comercial.

El  Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha salido reiteradamente exhortando a su contraparte estadounidense a respetar el principio de una Sola China, junto con los tres comunicados conjuntos entre ambos países  que definen las relaciones sino estadounidenses.

Los mismos estadounidenses desde Nixon hasta Obama han manifestado estar en contra con la posición asumida por Trump, y por su desconocimiento sobre las bases en que se fundamentan las relaciones de estas dos importantes potencias mundiales.

Para el magnate neoyorkino, actual inquilino de la Casa oval, acostumbrado a ir contra el status quo incluso dentro de su propio país,  busca con esta postura no sólo tensar las relaciones con el gigante asiático, sino crear conflictos en el Mar Meridional de China, buscando  renovar alianzas del siglo pasado del tiempo de la post guerra, obviando que desde esa fecha el mundo ha avanzado, se ha establecido  un nuevo orden mundial donde el bipolarismo  cedió paso al multilateralismo, un mundo con una comunidad de destino común, una propuesta que presentó el presidente Xi Jinping en el año 2012 y que China ha venido dando forma a través de sus iniciativas dirigidas a integrar y conectar de mejor manera al mundo, un nuevo tipo de relaciones internacionales que busca una mejor gobernanza global para apoyar el crecimiento de todos.

Esta visión china ha sido bien recibida en todos los fueros internacionales y en especial por los países vecinos del dragón asiático, con quienes comparte fronteras y también diferencias, casos como Filipinas, por ejemplo , o Corea del Sur, tradicionales aliados de EE.UU., pero que hoy en día están mas lejos de su esfera de influencia…

En este contexto internacional,  podríamos plantear  la interrogante, apoyarían estos países, la pretensión de Trump de intentar modificar la política de Una sola China?... Obviamente la respuesta es un rotundo No!.

Si EEUU insiste por esa via , lo único que va a lograr es tensar las relaciones bilaterales, perjudicando la recuperación de la economía  mundial, . Recordemos que  China y EE.UU.  representan un 40 por ciento del Producto Interno Bruto Mundial y el 23 por ciento de  la población mundial , es decir se necesitan mutuamente  uno del otro, son el ying y el yang, la complementariedad para garantizar la paz y el desarrollo mundial,  y eso lo puede hacer una Sola China, como lo entiende hoy el mundo entero.

Al actual presidente estadounidense no le quedará mas remedio que recoger sus palabras, virar hacia otro lado, y montarse en el barco del destino común, si desea que su país comparta ese liderazgo mundial que hoy China ya ejerce.

Si como dice Trump, hará nuevamente a América grande, (Estados Unidos), la grandeza se demuestra  coexistiendo bajo el mismo cielo con los demás países, y aceptando que en esta era de la globalización y de los avances tecnológicos, la interacción  es obligatoria y si no, su cuenta en tweet es el mejor ejemplo de interacción que tiene con sus seguidores y detractores.

 

 

Lourdes Fernández Lourdes Fernández

Periodista peruana afincada en China. Una mujer de armas tomar que va a la conquista del gigante asiático.