Solidaridad y competitividad en el bienestar comun

La cultura china enaltece los valores del esfuerzo y el trabajo como la consecución para alcanzar una meta, y la solidaridad para alcanzar el bienestar común, del colectivo

Publicado el: 19/12/2016 16:12
Solidaridad y competitividad en el bienestar comun

(Especial para PortalPeru desde la China)

En una sociedad tan competitiva como es la china, donde los exámenes de admisión a los diferentes niveles educativos son rigurosos, los exámenes de selección de personal para un trabajo aún más, donde se toma en cuenta la alta calificación profesional, cualquier extranjero pudiera creer que la solidaridad está ausente por estos lados, y que cada uno busca el bienestar propio por encima del colectivo, concepto que inclusive se ha visto apoyado por algunos videos egocentristas de nuevos ricos chinos conocidos como *fuerdai*.

En el decimo tercer plan quinquenal elaborado por el gobierno para este quinquenio, cuyo objetivo es lograr que para el 2020, China sea una sociedad modestamente acomodada se hace hincapié en retomar los valores éticos, morales, en promover la austeridad y la solidaridad tan impregnada en la esencia de la misma cultura china.

Para muchos desconocedores de la cultura china, las características de su sociedad, la feroz competencia en todos las áreas desde educativas a laborales pudiera inducir a que no hay cabida para la solidaridad entre ellos. El chino es un pueblo solidario pese a la competitividad de hoy en día.

Esfuerzo y trabajo son dos palabras intrínsecamente relacionados que se aprende desde la edad escolar, y en el seno familiar. Toda meta cumplida demanda esfuerzo y trabajo y para alcanzarlo hay que esforzarse y trabajar duro.. Este el primer concepto, quizás después de papá y mamá, que aprenderá un niño desde pequeño, y que seguirá escuchando durante su vida y lo plasmará al finalizar sus estudios cuando inicie su propia empresa o trabajo.

Un concepto que los chinos de ultramar lo ponen de manifiesto apenas pisan tierra extranjera con unos escasos bultos y unos cuantos dólares, que al termino de unos años será unos cientos, quizás miles y al cabo de un corto tiempo un capital propio para montar su propio negocio.

La cultura china enaltece los valores del esfuerzo y el trabajo como la consecución para alcanzar una meta, y la solidaridad para alcanzar el bienestar común, del colectivo. Y aunque muchos pudieran pensar que en una economía de mercado se antepone el bienestar particular por encima del colectivo, en el sistema de socialismo con características chinas, el bienestar del colectivo, de una sociedad modestamente acomodada es la meta del gobierno para el 2020.

Equiparar el desarrollo de las regiones mas prósperas con las mas desasistidas, del sur con el oeste, del nordeste con el sudeste de China, es la meta fijada por el gobierno. Para ello se están ejecutando planes de desarrollo social de infraestructura, creando polos de desarrollo y centro de innovación, llevando la competitividad a estas regiones para que estas comunidades impulsen su propio desarrollo.

Si me preguntan, si el chino es un ser competitivo, les diría que si, y solidario también. Un ejemplo los tenemos en las colonias chinas de ultramar. La interrogante que muchos se plantean es cómo los chinos pueden en tan corto tiempo prosperar en una tierra ajena?, lo que a ellos les cuesta un tiempo breve, a un nacional le lleva una vida, y la respuesta clave la encontraremos en su cultura, en su sentido del ahorro, su filosofía de trabajo y en el afianzamiento de sus lazos con su comunidad. Para los chinos, el esfuerzo, plus trabajo, plus ahorro, es una sumatoria que a corto plazo les arroja un capital. Una vez que se lanzan con lo poco ahorrado, comienza otra etapa y es la diversificación de su mercado, y su pragmatismo a la hora de abandonar empresas no rentables.

El empresario chino no se asusta de la competencia por el contrario les gusta que otro compita con ellos, pues un negocio similar frente a ellos convalida su afirmación de que están en el camino correcto, y esa competencia es lo que les permite surgir y desarrollarse. Otro elemento sólido es que entre ellos se ayudan, son solidarios. La palabra empeñada, el honor, es la carta de presentación que tienen ante su círculo . Un mal proceder con otro connacional que lo ayudó y le dio trabajo se paga caro con el destierro y la humillación, de allí que entre ellos se presten dinero mutuamente, confíen entre ellos, y no se les vea pidiendo préstamos en bancos, pues como dicen ellos mismo, los amigos y familiares no cobran intereses.

¿Quien dijo que ser competitivo, no era ser solidario? Para los chinos ser competitivo es trabajar por la excelencia, la cualificación, por ser mejor, en una sociedad competitiva, la lucha se centra en mejorar las capacidades y no en aplastarlas. He ahí las diferencias de conceptos con nuestra cultura, mientras que en nuestros países la competencia es para demostrar superioridad, en oriente, la competencia se toma como un reto para mejorar, para desarrollar e innovar. De ahí que el décimo tercer plan quinquenal del gobierno chino se coloque énfasis en la innovación, en la creación de polos de desarrollo en las regiones mas pobres, que les permitirá competir en igual condición de oportunidades con el mundo exterior, elevando su PIB, y por ende la calidad de vida de sus habitantes.

 

Lourdes Fernández Lourdes Fernández

Periodista peruana afincada en China. Una mujer de armas tomar que va a la conquista del gigante asiático.