Preocupación Risible

Se ha puesto en evidencia el afán desmedido de seguir invirtiendo y especulando con el dinero de las personas que se encuentran en el Sistema AFP, lo que resulta no sólo ilegítimo, aunque quieran vestirlo de legitimidad.

Publicado el: 11/05/2016 16:05
Preocupación Risible

Resulta verdaderamente risible la cínica preocupación de muchos analistas económicos, empresarios, “catedráticos y estudiosos” del tema pensionario. ¿A qué se debe esa súbita preocupación? ¿Es real y genuina esta abnegada y solidaria preocupación de nuestros ilustrados paisanos por la dación de la norma que permite a los pensionistas de las AFP poder disponer hasta del 95.5% de su dinero? Esta dichosa y súbita preocupación por el prójimo lo han expresado señalando que estos futuros pensionistas van a perder la cabeza y van a derrochar su dinero y ¿qué será de ellos más tarde, quién se encargará de ellos?

La verdad es que nada más lejos de lo que se expresa y lo que ocurre es que simplemente están respirando por la herida, porque se les va de las manos miles de millones de soles que vienen invirtiendo en nombre de los futuros pensionistas y obteniendo grandes ganancias, las que sin duda pueden ser legítimas, pero mucho más legítimo resulta siendo el derecho de los propietarios de ese dinero capitalizado individualmente y del cual su legítimo y único dueño tiene todo el derecho a disponer de él cómo mejor le parezca. Si a los 65 años una persona no puede administrarse a sí misma, tampoco lo va a hacer cuando reciba una pensión, ¿porque lo haría? Y nada tan lejano de la realidad, nadie ha demostrado que a los 65 años las personas se vuelvan irresponsables, muy por el contrario.

Lo que pasa es muy sencillo, con la esperanza de vida hasta los 110 años realizado para el cálculo de las pensiones por la Superintendencia de AFP y aplaudida por ellas, resulta siendo afectado en forma importante los montos mensuales que va a recibir una persona. Nos preguntamos ¿cuántas personas en nuestro país viven hasta los 110 años? No conozco una. Nos daremos cuenta que resulta siendo una tomadura de pelo, divida el monto de una pensión capitalizada de S/ 150,000 después de 40 años de trabajo de una persona entre 45 años, deduciendo el 4.5% para ESSALUD tendría S/ 265 por mes; en cambio sí calculamos la edad promedio de la población peruana (79 años) y le agregamos una desviación estándar del 3%, tendremos S/748 por mes, que sin duda son cifras bajas, sin embargo la diferencia es casi el triple.

¿Entonces a qué se debe esta forma de cálculo? A una sola razón si Ud. coloca un dinero a 45 años (540 meses) no es lo mismo que si lo coloca a 16.4 años (192 meses), en el primer caso el cálculo se hace con 110 años, la edad de la SBS y en el segundo con 81.4 años, la edad promedio que vive un peruano (79 años cifra reciente alcanzada). Con un discreto ajuste realizado por nosotros, cualquier estudiante de economía o de finanzas le dirá “mayor valor tiene el dinero presente que futuro” (más vale en mano un pájaro que cientos volando).

Entonces, se ha puesto en evidencia el afán desmedido de seguir invirtiendo y especulando con el dinero de las personas que se encuentran en el Sistema AFP, lo que resulta no sólo ilegítimo, aunque quieran vestirlo de legitimidad, sino también inmoral. Una persona de 65 años tiene todo el derecho de administrar un dinero capitalizado que le pertenece sólo a él y a los suyos, disponerlo como mejor le parezca.

Estoy absolutamente convencido que ahora sí, aparecerán nuevos instrumentos financieros en el mercado de capitales y los verdaderos “ilustrados” crearán ingeniosas formas de atraer las sumas importantes que obtendrán nuestros trabajadores al momento de jubilarse, compitiendo en seguridad, rentabilidad y calidad. Y no como lo observado en el oligopolio de las AFP, donde ha tenido que darse leyes para intentar alinear las ganancias de los administradores con la de los afiliados, lo que aún no se ha logrado.

En síntesis, no existe ninguna preocupación por los pensionistas o por sus familias, lo que existe es angustia por los capitales que se les va de las manos y que querían seguir expoliando hasta los 110 años, esa es la realidad honda y lironda, es decir puro cinismo y del peor. ¿Por qué no les preocupa los fondos de la Oficina de Normalización Previsional?, que hace años está quebrada y no dicen nada y que se subsidia con importantes transferencias vía impuestos, que es el dinero de todos.

Queda aún temas por aclarar en el mercado de las AFP, en temas que no se han tocado, como es la transparencia de sus gestiones, ¿quiénes son sus accionistas? ¿Quiénes son los accionistas de las empresas donde se colocan los capitales de las AFP? Por citar algunos ejemplos.

Wálter Menchola Wálter Menchola

Médico internista por vocación. Incursionó en la política y fue congresista de la República. Actualmente es un agudo analista independiente.