¿Tiene usted inteligencia sexual? (II)

¿Hace disfrutar a su pareja en la alcoba o solo piensa en su propio placer? La inteligencia sexual se evidencia en la capacidad de hacer gozar a la pareja.

Publicado el: 08/07/2015 23:07
¿Tiene usted inteligencia sexual? (II)

Existen muchas formas de pensar si es que una persona tiene una buena inteligencia sexual, de acuerdo a lo definido anteriormente: sí es que es capaz de comprender y disfrutar de su sexualidad, y simultáneamente si es capaz de comprender y disfrutar de la sexualidad de su pareja; esto último es llamativo, pero es verdad, la inteligencia sexual también se evidencia en la capacidad de disfrutar del placer que obtiene nuestra pareja.

Algunas personas evidencia su inteligencia sexual en una relación abierta; una relación sin compromiso afectivo, cada uno de ellos es capaz de sentir satisfacción en el intercambio sexual y consideran que involucrarse afectivamente no es necesario en una buena relación solo de intimidad.

La inteligencia sexual se puede evidenciar en la capacidad de sentir un orgasmo intenso, indescriptible, satisfactorio al punto de no poder describirlo, a fin de cuentas el orgasmo puede ser controlado por uno mismo en el tiempo y, probablemente, en intensidad. El momento cumbre se siente como una pérdida de la conciencia, un gran estado disociativo y un delirio pasajero.

Uno de cada tres hombres pueden tener un climax demasiado temprano, pero las terapias sexuales demuestran que el autocontrol en el hombre es factible. Este climax temprano produce decepción y baja autoestima en el hombre, por lo que en el esquema que propone la inteligencia sexual, sería deseable que la persona pueda controlar su tiempo de conseguir placer.

Las mujeres mayores (sin especificar la edad), pueden evidenciar una gran inteligencia sexual por la experiencia acumulada. Sin importar si la pareja es contemporánea, ella demuestra su capacidad para el placer mutuo y si la pareja es alguien más joven releva su capacidad para disfrutar.

Sin hacer apología de la masturbación y sin el odioso sentimiento de culpa que durante mucho tiempo la ha acompañado, se observa que los hombres al masturbarse tienen mejor respuesta inmunológica, tienen menos infecciones genitales, se reportan menos casos de cáncer de próstata, mejora el estado anímico y tienen buen sueño.

Mientras que en las mujeres se ha reportado menos dolores de espalda, menos infecciones íntimas y menos molestias premenstruales. En hombres y mujeres se ha reportado un aumento del deseo erótico, una liberación del estrés y mayores satisfacciones en el orgasmo.

El tema de la inteligencia sexual podría permitir mayores comentarios por ejemplo acerca de las posiciones sexuales, sobre el punto G en la mujer y el punto P en los hombres. También sobre el SWIMING o intercambio de parejas, pero podrían todos estos temas ser motivo de otro artículo y preferimos dejarlo para el debate de ustedes en sus momentos de intimidad.

Finalmente queremos proponer que cada pareja debería acordar tener una vez a la semana (o mejor varias veces) un “día del orgasmo”, y sentir y disfrutar de esta experiencia tan importante y tan difícil de poder describirla con palabras; pero el orgasmo es parte de vuestra inteligencia sexual.

Jorge Lazo Manrique Jorge Lazo Manrique

Psicólogo psiquiatra, Vicerrector Académico de la universidad Inca Garcilaso de la Vega y gran aficionado al periodismo.