¿Qué busca el presidente?

¿Los medios de comunicación tiene la culpa del enorme bajón en la popularidad del presidente? ¿Hay intento de desestabilizarlo desde la prensa?

Publicado el: 10/07/2015 14:07

El presidente Ollanta Humala Tasso aprovechó se reciente viaje a España para quejarse como lo hace una ama de casa con su vecina cuando cuenta lo mal que le va porque no puede administrar bien su hogar.

El primer mandatario de la nación aprovechó el importante espacio que le dio unos de los más influentes diarios de España y Europa para culpar a los medios de comunicación de nuestro país porque –según él- intentan desestabilizarlo y no admite que lo único que podría acusarlos es de informar cada día, y con justa razón, sobre su desastrosa gestión.

Ahora resulta que las quejas sobre la inseguridad ciudadana que vivimos a diario, las compras suntuosas y cuentas inexplicables que aún no aclara Nadine Heredia (primera dama y jefa de su partido), los negocios turbios que envuelven a su exasesor Martín Belaunde Lossio (quien de manera constante envía “mensajes” a la pareja presidencial), la parálisis económica y falta de inversiones en todos los sectores productivos, los conflictos medioambientales que no logran resolverse y están latentes así como que su partido pierda inminentemente la presidencia del Congreso de la República son consecuencia del periodismo independiente.

Palabras más, palabras menos, ha dicho que los medios de comunicación se lo quieren tumbar  porque están acostumbrados a colocar presidentes y ha recordado a los propietarios de canales de televisión recibiendo nauseabundos fajos de billetes para vender sus líneas durante la década de los ´90, un hecho que sucedió hace casi dos décadas. ¿Será acaso que el jefe de estado conoce que durante su periodo se han producido nuevos casos de corrupción?. ¿Si el gobierno nacionalista no está detrás de tal campaña comprando líneas editoriales, quién o quiénes es son los responsables de este ilícito?. Su deber como primera autoridad del país es denunciarlos con nombres y apellidos y no quejarse solamente.

Mientras Ollanta Humala sólo esgrima como argumentos que los medios de comunicación quieren desesbatibilizarlo estaremos asistiendo –como decimos líneas arriba- a las pataletas de una típica ama de casa que busca desahogarse con su vecina. Ese no es el camino presidente, debe actuar con inteligencia.

Mala estrategia si lo que intenta es victimizarse para revertir la pésima opinión que tienen los peruanos de él y Nadine. ¿No será que quiere crear las condiciones para una aventura golpista?. Esa historia ya la conocemos y la hemos vivido hace poco.

Los ciudadanos que defendemos la democracia no lo permitiremos.

Max Obregón Max Obregón

Periodista de larga data. Actual Decano Nacional del Colegio de Periodistas del Perú.