La izquierda: ¡nosotros también “queremos más”!

Por años este país ha perdido la oportunidad de tener una izquierda moderna, democrática, unidad, pero sobre todo representativa. Temo que con esta nueva izquierda no habrá sino más de lo mismo.

Publicado el: 09/07/2015 15:07

La izquierda se desintegra en tres bloques distintos para las elecciones del 2016. Un sector de ella –diremos la más joven- ha emprendido una campaña mediática. En ella se nota, a diversos jóvenes incisivos y repitentes: “queremos más”, es el lema de la campaña. En el análisis hay para todos los gustos. Pero si esta es la izquierda que tenemos entonces nosotros también ¡queremos más!

Por años este país ha perdido la oportunidad de tener una izquierda moderna, democrática, unidad, pero sobre todo representativa. Temo que con esta nueva izquierda, la más joven, no habrá sino más de lo mismo.

La contracción y penitencia debe ser un acto voluntario. Sergio Tejada y Julio Arbizú temo que andan descartados si quieren ser el susurro de la moralidad y lo correcto. Seamos honestos. La izquierda completa nos puso a probablemente el peor gobierno de la democracia y post fujimorato. Gastar balas en recordar que el gobierno de Humala–Heredia no es sino un esperpento es ya un caso perdido. Pero no es gastar balas señalar que Sergio Tejada y Julio Arbizú escaparon del barco cuando las cosas se ponían color hormiga. Ellos, como tantos anónimos, nos pusieron a Humala y no es muy honesto escapar y convertirse de pronto en un vocero mediático de la otra acera.

El otro problema de la campaña es que ninguno de los atildados y castizos muchachos resulta representativo. Vayamos a lo cierto. Esos mismos muchachos son los que nos han repetido que la democracia se consolida con un sistema fuerte de partidos políticos y es precisamente lo que no hacen. Esperar la hora electoral para que desde una campaña mediática emprender una corriente de opinión huele a rancio. No lo tomen a mal, pero ninguno de estos jóvenes, que no deben ser la promesa zurda, están a la altura, con sus luces y sombras, de Murrugarra, Pease, Moreno o Diez Canseco, quienes afilaron siempre por el partido, el movimiento, la estructura y la organización. Estos muchachos no mueven salvo a un grupo reducido de adeptos que estoy seguro no están en los sectores mayoritarios de la población.

Otro detalle que no pasa desapercibido es que “queremos más” es una mala copia de un Podemos español. Todo está equivocado. Podemos nació en una coyuntura de crisis económica, apostando a la organización, a la estructura partidaria, bajo el enfoque de teoría del poder de Ernesto Laclau, todos los cuadros mayores son polítólogos y se tomaron en serio la tarea de llegar al poder forjando nuevas mayorías. Estos muchachos quieren más, pero no quieren recordar que han puesto a Humala, Villarán y ambos lo han hecho muy mal. Apuestan al mesianismo de la manada, el grupo antes que el partido, la pinta antes que la calle, la opinología antes que la ciencia política y han elegido como locación de su campaña un cómodo distrito clasemediero. ¿Creen que eso es “querer más”?

Un detalle a modo de conclusión es que los voceros de este nuevo movimiento de hípster hijos-de-papa-zurdos ya andan diciendo que no quieren una segunda vuelta entre Alan y Keiko. Qué buen marketing para ambos candidatos. Ojalá estos muchachos pasen primero por una escuela partidaria, esa que tanto hace falta en la izquierda peruana hoy.

Iván Arenas Ramírez Iván Arenas Ramírez

Comunicador, músico, contestatario, huachano y caminante permanente del país.