Siete preguntas para la izquierda peruana

Ahora que presentan candidaturas por separado sin mayor opción y a la luz de la experiencia aún frustrada de la izquierda marxista en el Perú hay varias preguntas.

Publicado el: 07/01/2016 14:01
Siete preguntas para la izquierda peruana

La izquierda marxista peruana está en otro de sus momentos críticos a causa de sus propios militantes. Varias generaciones perdidas en el tiempo y el espacio, empujaron a los movimientos de esta tendencia al estado catatónico en que se encuentran. Y es que nunca pudieron recuperarse después de la caída del muro de Berlín. No tuvieron la capacidad ni la imaginación suficiente para reinventarse tras el batazo de la Perestroika. Lo de Sendero Luminoso es otra historia.

Luchas intestinas absurdas,  fundamentalismos mesiánicos, infantilismo y determinismo causaron tales divisiones que la historia registra a los grupos izquierdistas de corte marxista solo como agitadores de campo y ciudad, sin horizonte claro, incapaces de generar una nueva visión de país y de convertirse en alternativas reales para el Perú. Es decir, pueden ser percibidos como barras bravas que gritan desde las tribunas, pero cuando entran a la cancha solo son autogoles.

Dicen que la izquierda podría saber de distribución de riqueza, pero no saben generarla. Habría que aclarar que ni siquiera puede administrar con eficiencia un gobierno local. Para muestra un botón: la pasada gestión municipal en Lima Metropolitana.

La historia reciente del marxismo peruano es casi insólita. Se convirtieron en furgón de cola del velasquismo que tenía poco de marxista, en los 90’ llegaron a vestirse de naranja a fin de impedir el triunfo de Vargas Llosa y luego, recientemente, subieron al caballo encabritado del humalismo que también tiene nada de comunista.

El momento de mayor auge de la izquierda peruana fue entre la Asamblea Constituyente de 1979 y el primer lustro del 80’. Pero ni siquiera en esos momentos de gloria efímera, lograron mantener la unidad. A partir de allí, poco se puede rescatar.  

Ahora que, una vez más, presentan candidaturas por separado sin mayor opción y a la luz de la experiencia aún frustrada de la izquierda marxista en el Perú podrían hacerse varias preguntas:

  1. ¿Por qué sin son partidarios del colectivismo exhiben tanto individualismo?
  2. ¿Por qué son incapaces de lograr la unidad?
  3. ¿La izquierda marxista tiene realmente una visión para un país como Perú?
  4. ¿Solo los marxistas pueden ser llamado izquierdistas?
  5. ¿Solo el marxismo salvará al Perú?
  6. ¿Libertad o igualdad?
  7. ¿Carlos Marx fue y es infalible?

Tal vez las respuestas a estas preguntas, lleve a la izquierda a encontrar su verdadero camino, dentro o fuera del marxismo.

 

 

 

 

 

 

 

Vìctor Tipe Sánchez Vìctor Tipe Sánchez

Periodista profesional. Huamaguino con orgullo. Cuestionador de la praxis política en el Perú en todas sus vertientes, desde la extrema derecha hasta la izquierda más orillada y encendida.