La agonía del neoliberalismo

La situación política en el Perú está generando un debate arduo. Este es un nuevo punto de vista.

Publicado el: 28/05/2015 23:05
La agonía del neoliberalismo

Así de sencillo son las cosas: el neoliberalismo está agonizando y los intentos de nuestra derecha, bruta y achorada de mantenerla con vida, a costa de la sangre de centenas de peruanos,nos coloca en una encrucijada en la que, o son ellos o es el mayoritario pueblo peruano.
Es la única forma de entender el propósito descomunal de imponer el proyecto minero de Tía María en Arequipa, convertido en la bandera de lucha de la Confiep y el vargallosiano Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso.
La política del crecimiento económico basado en la extracción de recursos naturales es nuestro problema, pero parece no importarles a las dirigencias partidarias del fujimontesinismo y al alanismo-aprista que la apoyan abierta o disimuladamente. Pareciera no importarles que países como Ecuador y Bolivia-por no ir muy lejos -están cambiando sus políticas económicas hacia la diversificación productiva.

¿Se justifican los muertos?
Por supuesto que no desconocemos que aquí ya se propuso el tema, sin embargo no hay suficiente voluntad política de implementarla y deducimos que es una cuestión de clase que sólo tiene visión para velar por sus propios intereses de grupo y no ven más allá de sus narices.
Lo patético del asunto es que la derecha-en su sangriento espíritu de cuerpo- junto a la Southern Cooper y la complicidad de Ollanta Humala y la corte de congresistas mediocres y convenidos, están arrastrando al país a una confrontación que se extiende con una militarización excesiva. Eso solo demuestra impotencia.
Para rematar la tragedia agónica que afronta el neoliberalismo, sus representantes políticos natos como Alan, Keyko, PPK y Toledo pretenden desviarnos la mirada sobre los abusos que se cometen en la provincia de Islay, Arequipa,con el proyecto minero de Tía María, hablando solo del prófugo,Martín Belaúnde Lossio.
Ese el verdadero drama que afronta el país con un Estado de Emergencia no declarado en 7 regiones a todas luces anticonstitucional y con miles de policías y militares, violando los domicilios y golpeándo a los pobladores en presencia de sus hijos, arrasando con los más elementales derechos civiles.
Mientras tanto en Lima solo hablamos de Martín Belaúnde; del aprista Oropeza; de los sicarios; de Nadine; de Combate, etc como para hacernos los avestruces con la cabeza enterrada de que nada vemos,nada escuchamos y nada opinamos simplemente por mezquindad política.
Ironías de la vida que mientras la derecha se llena la boca hablando de nuestro crecimiento "narcoeconómico" y que las reservas internacionales están repletas, el sistema necesita meterle bala a la gente para que comprenda que eso está de adorno y que la única alternativa es seguir rascando los suelos andinos aunque eso signifique joderle la vida a nuestros compatriotas.
El neoliberalismo con sus ministros alquilados, con sus políticos vendidos, con sus empresarios convenidos, con su televisión basura, con su concentración de medios, con sus politólogos a media voz,nos están destrozando el espíritu nacional y es momento que los sectores patrióticos,de izquierda, progresistas, oriundos nacionalistas, ecologistas y los colectivos juveniles unan sus fuerzas partidarias y sociales para reencauzar al Perú real hacia la verdadera transformación.

(www.actualidadambiental.pe/)

Enrique Vivar Enrique Vivar

Periodista proveniente de las canteras de la Universidad Mayor de San Marcos. Confeso hombre de izquierda y crítico implacable del status quo.