¿Ahora Keiko?

¿Cómo pueden hablar de dictadura cuando quien ha hablado es el pueblo que libremente la ha preferido?

Publicado el: 16/04/2016 22:04
¿Ahora Keiko?

No entiendo a los que se dicen demócratas y no leen en los resultados del domingo 10 un mensaje clarísimo que el Perú esta vez le ha dado su confianza a Keiko Fujimori. En contra, solo tienen argumentos trillados de delitos que cometió el padre, no ella; ante la falta de argumentos, solo repiten los mismos estribillos cargados de rabia por los resultados; las venas se hinchan, el ceño se frunce, se estriñen de pica de rabia y pena porque no ganó su candidato y en cambio “la hija del reo” entró en primer lugar a la segunda vuelta.   

El elector ha marcado el territorio, si la candidata va a tener una mayoría absoluta en el Congreso ¿es culpa de ella? ¿Cómo pueden hablar de dictadura cuando quien ha hablado es el pueblo que libremente la ha preferido?

Como señalé hace un año en este mismo portal “Y POR QUÉ NO KEIKO” donde analizo el tercio de apoyo sostenido en el tiempo que tenía en todos estos años, no es gratuito. ( http://portalperu.pe/columnistas/14-juan-silva-vidaurre/186-y-por-que-no-keiko )
Ella ha trabajado pueblo a pueblo, como hizo su padre, como lo hizo Belaúnde en su oportunidad. A pesar de todas las críticas al gobierno de AFF, los peruanos la han preferido y eso es por algo que algunos se niegan tercamente aceptar.
Puede ser el recuerdo del padre por las obras que realizó, puede ser por ella que la ven como una alternativa joven y vital para mejorar el país; por los motivos que sean, KF tiene el doble de votos que Pedro Pablo, y ha colocado una gran señal naranja en el congreso, que para algunos significa una “dictadura”, la dictadura del elector.

Separando lo negativo de Alberto Fujimori, quedan obras importantes. Por ejemplo en Tumbes, la población ha votado cerca al 70% por Keiko, y el motivo, explican, es que AF logró la paz con Ecuador (que la amnesia selectiva ha borrado del recuerdo) terminó con un problema mucho más agudo que la tragedia que atravesó Tacna con Chile; los tumbesinos, hasta hace algo más de tres lustros vivían una angustia permanente, y el pueblo entiende que fue Fujimori quien concluyó y firmó la paz; además de sus visitas constantes a Tumbes y no precisamente a la playa, sino a los distritos de la región. 

Y así, en muchos lugares del Perú el único presidente que han conocido ha sido Fujimori y eso los pueblos no olvidan.

Sin duda los antis, con rostros pintados, lanzas en mano, golpeando el bombo con furia en señal de guerra, afilan sus cuchillos para procurar que Keiko no gane la segunda vuelta, repiten mil veces los temas del padre, bueno fuera que argumentaran sobre hechos de la candidata, pero no, apuntan al padre preso y viejo y le enrostran sus estudios como si los hijos fueran los responsables.

Admito la corrupción generalizada en esos diez años donde todo se corrompió, fue terrible, porque hubo un corruptor e instituciones débiles y vulnerables que solo esperaban que alguien les ofreciera dinero para prostituirse, pero de ello, Keiko no tiene nada que ver, es hasta perverso culparla. La gente no es tonta, acaban de demostrarlo con la votación; para quienes detestan a AFF, obvio, les duele como patada testicular, se jalan de los cabellos, y harán todo lo que esté a su alcance para impedirlo.

Pero, no subestimen el voto del pueblo peruano, la suerte está echada, parece que ha llegado la hora de destigmatizar el apellido Fujimori, tienen derecho de limpiar su nombre y demostrar que son otros tiempos y que la decisión del pueblo se respeta. Ella está más que obligada a realizar un gobierno impecable, sin soberbia, sin marearse, para ir borrando la desconfianza que aún se tiene sobre ellos. De no ser así, de qué democracia hablamos cuando tratan de ignorar la voluntad popular.

Juan Silva Vidaurre Juan Silva Vidaurre

Periodista. Hombre de radio y televisión. Aficionado a la gastronomía y experto cocinero.