Salgado, Zavala y el nuevo gobierno

Las tensiones políticas no estarán de vacaciones en este primer año de gobierno de PPK. Habrá algún enrarecimiento, pues se han vendido ya cientos de kits para revocar autoridades municipales y regionales.

Publicado el: 14/07/2016 15:07
Salgado, Zavala y el nuevo gobierno

Mientras el berrinche no termina de pasarle a Keiko Fujimori, y se ha negado en todos los idiomas a reunirse con el Presidente de la República que han elegido los peruanos, Pedro Pablo Kuczynski, el país sigue andando. Y ya tenemos para gobernar, junto al flamante Jefe de Estado, un experimentado economista de casi 78 años, al hombre que ha designado como su Primer Ministro, Fernando Zavala, y a la mujer que conducirá los destinos del Congreso en el difícil primer año, la legisladora fujimorista Luz Salgado Rubianes.

Tendrá que hilar muy fino el nuevo gobernante. El humalismo que deja el poder deberá responder por una serie de acusaciones que involucran a la pareja presidencial, mientras que sus rivales en la segunda vuelta, que han acaparado la mayoría parlamentaria, afrontan una serie de fracturas internas que los convierten en díscolos opositores, para tratar de desviar la atención de los nauseabundos esqueletos que guardan en sus clósets.

La designación de Zavala ha sido recibida con saludable expectativa por parte de empresarios, gremios de trabajadores, y políticos de todas las tendencias. Es un técnico reconocido, con una foja de servicios impecable, y un sólido conocimiento de los asuntos del Estado. Ha sido Jefe de Finanzas del Grupo Apoyo, Gerente de Indecopi y Ministro de Economía. En el sector privado, ha conducido exitosas gestiones en Samtronics, Backus & Johnston, Cervecería Nacional, Interbank, Alicorp, Enersur y el Banco Falabella.

Por su parte, Luz Salgado es una parlamentaria experimentada, con varios períodos en el Congreso. Tendrá la oportunidad histórica de ser la única persona que entregue dos veces la banda presidencial a un Jefe de Estado electo. Lo hizo en el 2000, tras la caída del régimen fujimorista, al entonces legislador Valentín Paniagua, elegido para conducir los destinos del país durante un período de transferencia. Lo hará nuevamente, este 28 de Julio, a PPK.

Al margen de sus lealtades y simpatías para con el gobierno del ex dictador preso, y con el liderazgo de la hija de éste en las últimas campañas electorales, siempre dio muestras de ser una persona honesta, dialogante, con credenciales democráticas, y se esperaba de ella altura respecto de las circunstancias, y colaboración con la patria, en vez de obstruccionismo.

La vimos hace un par de meses, en las exequias de un amigo común, el periodista Víctor Robles, nos saludamos cordialmente, y con varios colegas comentábamos que era la mejor carta del fujimorismo, de hecho mucho más potable que Kenyi Fujimori o Cecilia Chacón.

Sin embargo, en las últimas horas, ha acaparado la atención mediática para señalar que su bancada desestimará el pedido de facultades legislativas que solicitaría el presidente Kuczynski durante su mensaje de 28 de Julio, para manejar desde el Ejecutivo una serie de reformas económicas y de combate a la inseguridad. Pareciéndose más a Martha Chávez, Cecilia Chacón o Kenyi Fujimori que a ella misma, Luz Salgado demuestra con su postura que la rabieta por perder la elección no ha pasado en la Diroes, y que es el ala dura del fujimorismo, la “albertista”, la que controlará el Congreso.

Olvida la legisladora naranja, próxima Presidenta del primer poder del Estado, que el fujimorismo pidió facultades legislativas durante sus diez años en más de dos docenas de oportunidades. Y mejor ni recordar para qué, o qué hicieron con ellas. A esta incoherencia, suma una actitud prepotente, señalando que las bancadas de oposición se han autoexcluido de la mesa directiva, cuando en ningún momento han mostrado gestos de acercamiento hacia ellas.

Zavala y Salgado se han deseado mutua suerte en las últimas horas, y han expresado su confianza de llegar a importantes puntos de consenso en beneficio del país. Desde esta columna saludamos ese democrático y patriótico gesto, pero creemos que se debe dejar la demagogia a un lado, y las sonrisas para la foto, y dar verdaderas muestras de compromiso para sacar adelante al país, desde el puesto en que cada uno se encuentre.

Las tensiones políticas no estarán de vacaciones en este primer año de gobierno. Habrá algún enrarecimiento, pues se han vendido ya cientos de kits para revocar autoridades municipales y regionales, en un proceso que le da a la ciudadanía la opción de sancionar a alcaldes y gobernadores ineficaces o corruptos.

Y por otro lado, partidos antiguos como el APRA y el PPC viven una lucha interna para renovar sus dirigencias y resurgir en los próximos comicios, mientras que nuevas figuras con aspiraciones presidenciales, como Verónika Mendoza y Julio Guzmán, tratarán de conseguir atención para sus propuestas y liderazgos en estos cinco años que se avecinan.

(Foto: RPP)

Javier Alejandro Ramos Javier Alejandro Ramos

Analista político y crítico cinematográfico. Vicepresidente del Club de Periodistas. Secretario Técnico del Colectivo por una TV con Valores. Director de NoJodas.Pe y Los Puntos sobre las Jotas.